Antetodo, prevención.

  Además de usar cremas fotoprotectoras, en verano y ante la mayor exposición solar es importante proteger el cuerpo y la cabeza con ropa holgada y un sombrero. Recuerda que debes resguardar aquellas zonas del cuerpo que se suelen olvidar y que también sufren los efectos nocivos de la radiación solar, como los pies y las orejas.

Cuidado con el sol

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =

*