Aprende de la naturaleza

 

Si observas atentamente la naturaleza todo te resultará más fácil.

Aprovecha los productos frescos de cada estación (mejor incluso si proceden de la región en que vives) pues son los que mejor se adaptan al equilibrio del organismo. Procura manipularlos lo menos posible para que conserven su riqueza y cualidades. Por ejemplo, ya sabes que las verduras cocidas al vapor ganan en sabor y conservan todas sus propiedades alimenticias.

Verdura

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + ocho =

*