Beneficios de los paseos al atardecer en verano

  Beneficios de un buen paseo


1. En primer lugar, es una norma básica para recargar las pilas a nivel físico y mental al conectar de nuevo con el poder del presente. Cuando conectas con el presente te sientes como en tu hogar porque no hay peligros de pasado, ni futuro.

Paseos



2. Un buen paseo te ayuda a liberarte del estrés tecnológico tan propio del ser humano del siglo XXI que vive rodeado por comunicaciones constantes como el teléfono, los ordenadores, la televisión… En ese caso, dejar de lado la tecnología para disfrutar de unas vistas bonitas y respirar aire puro es como dar vitaminas a los sentidos que conectan de forma directa con la pureza.

3. Un buen paseo también refuerza el descanso nocturno que como consecuencia de las altas temperaturas también se dificulta más durante el verano. Por ello, hacer ejercicio físico y ver a más gente es un medio de socialización muy necesario en cualquier etapa de la vida.

4. A través del ejercicio diario de un buen paseo pones en equilibrio cuerpo y mente. Pero además, también mejora la imagen que tienes de ti mismo gracias al pensamiento positivo.

5. Estar activo y pasear de forma diaria también es un estímulo para prevenir el envejecimiento que se refuerza no solo a partir de la edad sino también del sedentarismo. Es importante tener la capacidad de crear el hábito de ir a pasear todos los días de forma autónoma porque puede que no siempre tengas a alguien con quien quedar. Pero aprovecha esos momentos en los que puedas compartir el paseo con alguien más para charlar y fortalecer el vínculo afectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − uno =

*