El limón y sus cualidades terapeúticas

 El limón es una de las frutas más beneficiosas para la salud. Forma parte de los cítricos y posee propiedades terapéuticas y nutricionales siendo eficaz como remedio en numerosas dolencias.

La mayor parte de la estructura del limón está formada por agua orgánica, siendo por ello una de las frutas con menor aporte calórico. Además del agua orgánica, el limón contiene entre otras sustancias, vitaminas y bioflavonoides que confieren a esta fruta sus propiedades terapéuticas.
Las vitaminas que contiene el limón son la Vitamina E, B, y C, siendo ésta última la mayoritaria ya que constituye el 90% de lo que no es agua en el limón.

Limón

La vitamina C posee propiedades beneficiosas para los vasos sanguíneos, los huesos, los cartílagos y favorece la resistencia del cuerpo a las infecciones y contribuye a reducir el riesgo de sufrir enfermedades degenerativas, cardiovasculares y cáncer.
Está demostrado por estudios científicos que las personas que en su dieta han introducido el limón poseen un riesgo de sufrir cáncer de páncreas entre un 50 y un 75% menor que las personas que no lo toman. Igualmente está demostrado que se reduce el riesgo de sufrir cáncer de estómago, colon, esófago, útero, mama, piel y laringe.
La vitamina C contribuye a reducir el colesterol ´´malo´´o LDL, ayudando así a disminuir el riesgo de sufrir infartos, tanto en hombres como en mujeres. También posee propiedades antioxidantes, con lo que retrasa el envejecimiento celular. La vitamina C es indispensable en la elaboración de colágeno, proteína que forma parte de la piel y cartílago.

Otro de los componentes del limón son los bioflavonoides, éstos se hallan en todo el fruto pero especialmente en la piel blanca que hay entre la pulpa y la cáscara.
Los bioflavonoides poseen propiedades beneficiosas para los vasos sanguíneos, favorecen que éstos sean elásticos y que sus paredes sean permeables para el transporte de sustancias. Los capilares abastecen a todas las células del cuerpo de oxígeno, nutrientes y hormonas entre otras. Por ello podemos afirmar que los bioflavonoides contenidos en el limón, protegen de patologías cardiovasculares.
Los bioflavoides son capaces de reducir la nocividad de los radicales libres frenando el crecimiento de las células cancerígenas.
Si unimos a esto la capacidad antitumoral de la vitamina C, a la que los bioflavonoides refuerzan, podemos deducir que el limón es un elemento natural fundamental para la prevención del cáncer.

Propiedades del limón: Alcalinizante, analgésico, antianémico, antibacteriano, anticancerígeno, antifúngico, antigripal, antihemorrágico, antihistamínico, antioxidante, antipirético, antiviral, astringente, cardioprotector, cicatrizante, citoprotector, depurativo, desintoxicante, diurético, hidratante, expectorante, hipotensor, inmunoestimulante, tónico y reconstituyente y venotónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =

*